Valle de Hecho

Valle de Hecho

Pirineos


 

[ VOLVER ]Turismo : Naturaleza

Selva de Oza


La Selva de Oza es un espacio natural, incluido en el Parque Natural de los Valles Occidentales de La Jacetania, que permite realizar innumerables actividades deportivas y turísticas, en las que el gran protagonista es la naturaleza. Su paisaje y orografías son idóneos para realizar de rutas de senderismo, ascensiones, travesías, BTT, escalada, parapente y en invierno, esquí de fondo, esquí de montaña, raquetas y back-country.

Selva de Oza

El espacio está articulado por el río Aragón-Subordán, lo que permite también disfrutar de la pesca, en los tramos autorizados y en las modalidades permitidas, del piragüismo y los kayaks y el descenso de barrancos, en la sorprendente e intimidatoria Boca del Infierno.

Pero La Selva también es un lugar ideal para el esparcimiento y el disfrute de las familias en plena naturaleza. El espacio cuenta con mesas de picnic repartidas por distintas áreas, un servicio de bar-restaurante y varias zonas de aparcamiento. Además, en primavera de 2013 se abrió un parque de aventura en los árboles que ofrece, en cuatro circuitos – uno infantil, dos para todas las edades y uno de tirolinas -, un total de 45 juegos. El equipamiento, que responde al nombre de “Bosque de Oza”, se encuentra ubicado en el interior de un frondoso bosque de pinos, hayas y abetos, junto al río Aragón-Subordán y al pie del Castillo de Acher y cuenta con modernos e innovadores sistemas de seguridad, como es la línea de vida que hace que el usuario nunca pueda quedar suelto, ni voluntaria ni involuntariamente, una vez haya entrado en el circuito. El parque abre sus instalaciones desde Semana Santa hasta otoño y la idea es ampliarlo, hasta los siete u ocho circuitos.

Montaña

La Selva de Oza se encuentra rodeada de picos de entre 2.300 y 2.700 metros, lo que la hace un punto de partida ideal para ascensiones de montaña, rutas y travesías senderistas que nos permitirán descubrir un poco mejor este territorio. Las cimas más destacadas de la zona son Peña Forca (2.390 m.), Punta Agüerri (2.540 m.), Castillo de Acher (2.384 m.) y Bisaurín, que con sus 2.670 metros es la cima cumbre del valle de Hecho. Cualquier de estas ascensiones nos ofrece una panorámica diferente del valle y de la cordillera pirenaica más occidental.

Las rutas senderista y las travesías permiten descubrir algunas de las huellas que los antiguos habitantes de estos parajes dejaron en el valle. La más sorprendente, debido a su buena conservación, es la señal que los hombres del neolítico dejaron en Aguastuertas, a 1.600 metros de altura. En este lugar, que pertenece al municipio de Ansó, pero al que se accede desde la Selva de Oza, a través del valle de Guarrinza, los habitantes de hace 5000 años se construyeron un dolmen que hoy en día aún conserva su estructura primitiva.

Pero del Dolmen de Aguastuertas no es el único resto megalítico que se encuentra en esta zona. Hasta 80 monumentos han sido catalogados, creando la que es considerada la mayor concentración de megalitos de la cordillera pirenaica. En la Selva de Oza, cerca del campamento de Ramiro el Monje, a parece el primer dolmen. Pero algo más arriba, en el paraje denominado la Corona de los Muertos, surgen unas concentraciones de enormes círculos de piedra, que han sido fechados entre los años 7000 y 5000 a. C.. En el interior de los círculos, las excavaciones han encontrado puntas de flecha de sílex y pequeños utensilios de piedra que hacen pensar en que son los restos de un poblado utilizado a lo largo de la historia desde la prehistoria hasta la época medieval.

En el valle de Guarrinza, entre los 1.200 y 1.400 metros, entre la Casa de la Mina y el barranco de El Barcal, se localizan unos cuatro dólmenes, una treintena de círculos de piedra y una decena de túmulos. De entre todos destaca el conocido como Camón de las Fitas, un interesante sepulcro en corredor. Finalmente, en el barranco de Acherito se hallan los últimos restos, tres dólmenes, uno muy bien conservado y con más de 18 metros en sus dos ejes, y un nuevo círculo de piedras. Una de las travesías más clásicas del valle de Hecho es la del ibón de Acherito, o su prolongación hasta el ibón de Estanés, en territorio francés, lo que nos permitirá descubrir otro de los ibones naturales que se concentran en este territorio, el de Arlet. El recorrido de los ibones forma parte de una de las pruebas deportivas más asentadas en Hecho, la Marcha de los Tres ibones, que se celebra en el mes de septiembre.

Desde la Selva también es el punto de partida de la travesía “La Senda de Camille”, que recorre algunos de los parajes más bellos del Parque Natural de Los Valles Occidentales, adentrándose en el vecino valle francés de Aspe y descubriendo algunos de los picos más representativos de esta zona, como el Petrechema, las Agujas d’Ansabere o los sorprendentes y siempre atractivos circo de Lescún y Gargate del Aspe. La travesía completa, en su versión circular, tiene una duración de unas 6 jornadas, en función de la forma física de cada uno, y a lo largo de la ruta existen diversos refugios debidamente equipados para descansar y reponerse de la caminata. La empresa local Val d’Echo Activa (www.lasendadecamille.com) ofrece toda la información y servicios necesarios para completar esta travesía circular.

El Bosque de Oza. Juegos de equilibrios y tirolinas en los árboles

REAPERTURA en PRIMAVERA 2014. Consultar en: http://www.valdechoactiva.com/-393/

El Bosque de Oza. Juegos de equilibrios y tirolinas en los árboles¿Qué es el Bosque de Oza? ¿Y conoces la Selva de Oza? Ahora podrás disfrutar de sus árboles en un nuevo parque de tirolinas, lianas, redes, puentes tibetanos y otros juegos. Disfruta en familia o con amigos del bosque de pinos, hayas y abetos con recorridos para todas la edades y junto al río.

Contamos de momento con 4 circuitos (en 2014 serán más):
- Saltapericos, pueden usarlo los más pequeños a partir de 5 años y también acompañarles los padres o hermanos mayores. Y para todos, para ir calentando.
- Fuina, todas las edades a partir de 7-8 años, según la altura y habilidad. Plataformas a mayor altitud, tirolinas más largas, una liana que te "estampará" contrá la tela de araña...
- Rabosa, (niños acompañados de un adulto) con juegos sobre el río y enredándote entre las ramas de árboles gigantes.
- Esquiruelo, todo tirolinas, para perderse en lo más oscuro del bosque.

Entradas, horarios, grupos y escolares, consultar en http://www.valdechoactiva.com/-393/.
 Para más información, llámanos al 606 368 481 o escribe a info@valdechoactiva.com.


Invierno

La frondosidad de la Selva de Oza se llena de silencio cuando el verde da paso al blanco de la nieve. El paisaje, los bosques y campos, cambian espectacularmente su imagen y se convierten en un espacio ideal para la práctica de numerosos deportes de invierno. De hecho la intención del ayuntamiento es transformar la Selva de Oza en un espectacular espacio nórdico natural.
Desde hace años existe en Gabardito un área de esquí de fondo, junto con un circuito de 5 kilómetros para raquetas, que se ha completado con los espacios habilitados en la Selva: un recorrido de 5 Km. (ida y vuelta) en el bosque de Espata y otro de 10 en la pista de Guarrinza, ambos ideales para el fondo, raquetas y back-country. Además la presencia de nieve hace que muchas rutas de montaña se transformen en atractivos para el esquí de travesía.
La empresa Val d’Echo Activa (www.valdechoactiva.com) ofrece estas actividades, cursos y alquiler de material.

EL FUTURO

La Selva de Oza es un paraje único, de gran valor y riqueza, que desde hace años el municipio del Valle de Hecho quiere recuperar, devolviéndole el importante papel que jugaba para el turismo del municipio. Diseminadas a lo largo del espacio existen cabañas, casas e instalaciones e infraestructuras que ahora ya no se emplean. La idea es aprovechar estas construcciones para generar los servicios que la zona requiere.